RSS

Archivo de la etiqueta: siglo XVI

PEDRO DE TOLOSA Y LA IGLESIA DE BUENAVENTURA (TOLEDO) / Pedro of Tolosa and Buenaventura’s Church (Toledo)

Resumen: La iglesia de la población de Buenaventura (Toledo) en la comarca de la Sierra de San Vicente (Toledo) es una obra del siglo XVI, en la que trabajó el maestro de obras y aparejador de la obra de El Escorial, Pedro de Tolosa desde 1560.

Summary: The church of the town of Buenaventura (Toledo) in the region of the Sierra de San Vicente (Toledo) is a work of the sixteenth century, where worked the master builder and rigger foreman of El Escorial, Pedro de Tolosa from 1560.

La iglesia de la Santa Cruz se encuentra en la población de Buenaventura (Toledo), cuya villa perteneció al señorío de Navamorcuende hasta la obtención del título de villazgo en 1645.

DSCN5353

Iglesia de la Santa Cruz (Buenaventura, Toledo)

La iglesia está realizada en piedra, en buena cantería. Su cabecera es poligonal, de tres paños, con el escudo de los Dávila al exterior. El cuerpo de la iglesia es de tres naves separadas por arcos de medio punto y la torre, a los pies de la iglesia, también está levantada en buena cantería. El acceso es por el lado sur con una bella portada renacentista en donde repite el motivo del escudo de los Dávila y está precedido por un pórtico. La sacristía se encuentra junto a la cabecera en el lado Norte.

PlantaBnv1883

Planta de la iglesia de Buenaventura (Toledo) en 1883 (A.I.G.N., Tomo 23, nº 451013)

Observando la arquitectura podemos decir que el templo se inició por la cabecera en material de sillarejo, posiblemente a principios del siglo XVI y posteriormente se remató en buena cantería, al igual que la torre. Ambas construcciones serían de principios del siglo XVI. La nave del templo ya es una construcción de mediados del siglo XVI. Aunque el historiador Fernando Marías atribuyó la obra de la cabecera a Pedro de Tolosa, hoy tenemos que desmentir esta afirmación gracias al contrato de obra que se conserva en un pleito en el Archivo Diocesano de Ávila.

DSCN5362

Cabecera de la iglesia de Buenaventura (Toledo)

LOS INICIOS PARA REFORMAR LA OBRA DE LA IGLESIA

Estando levantada la cabecera y la torre, y posiblemente la nave de la iglesia aunque con un material más perecedero o quizás quedando a medias de levantarse, el 25 de febrero de 1560 se establece una acuerdo del concejo de Buenaventura para traer los materiales a pie de obra y terminar su iglesia. El acuerdo dice así:

“En el lugar de Buenaventura y domingo que se cuentan veynte e çinco dias del mes de hebr[er]o año de myll e quinientos e sesenta y quatro años ante mi P[edr]o Lopez scriuano e junto los t[estig]os de yuso escriptos escrito el señor Juan Larios all[cal]de y hombres buenos del dho lugar escrito ayuntados a su conçejo a campana tañyda fue acordado y prometido que sy la hobra del dho lugar se conçertare en darse a hazer como esta comenzada tratar que todos haran lo que fuere menester en ayunto a traer los materiales al pie de la hobra con que uueyes e personas e uestias quien lo tubiere y quien no lo tubiere bueyes ny uestias se ayude con su persona y esto por virtud de buen conçierto en el ni a (…) al tiempo que se ouiere de hazer p[ar]a que nadie no rresçiua agrauio y esto el señor all[cal]de lo pueda mandar hazer y cumplir en cada uno e lo pueda mandar lleuar la pena que le pusyeren quando fueren virtud para la dha hobra e açepto Juan Gomez hijo de Martin Gomez que dixo ques nombre de su madre no lo a escripto ny lo queria cumplir y Juan Sanchez Arroyo dixo que lo a escripto va con tal que le diessen la rrenta e no lo maheriessen la rr[ent]a e Juan Sanchez Colilla rrespondio que el trahera a la dha hobra treynta carretadas de piedra dandole el la [quent]a en que la trayga e que esto hara e no otra cossa. Testigos que fueron juntos a lo que dho e lo e escripto a lo que han rrespondido por los dhos Juan Gomez e Juan Sanchez Marhota vezinos del dho lugar. Pedro Lopez scriuano” (A.D.AV., Pleitos, Est 55/2/3ª, Caja nº 87, Doc 7, s.f. transcrito por David Gutiérrez: Pedro de Tolosa…, p.250-251)

EL CONTRATO CON PEDRO DE TOLOSA

Pedro de Tolosa, maestro de cantería y aparejador de cantería que fué en la obra de El Escorial, ya firmó un contrato en 1559 para proseguir la cabecera de Navamorcuende, a la par que también estaba trabajando en Castillo de Bayuela, Hinojosa o El Real de San Vicente. Por ello se le llama para proceder a realizar un contrato de obra realizando unas trazas (que desgraciadamente no se han localizado). El contrato con fecha 24 de marzo de 1560 dice así:

Caj87.PL.nº7-071

Primera página de la copia del contrato para terminar la iglesia de Buenaventura por Pedro de Tolosa

Buenaventura

Este es un traslado bien e fielmente sacado de unas escrituras que otorgaron el mayor[do]mo y q[oncej]o deel lugar de Buenaventura y P[edr]o de Tolossa las quales son las obligaçiones y y condiçiones que sobre la hobra de la ygl[esi]a del dho lugar se otorgaron las quales una en pos de otra segun que estaban en poder de Pero Lopez escribano pu[bli]co que fue en el dho lugar que son del tenor siguiente:           

La manera que se a de a thener de las condiçion de la hobra de Buenaventura de la manera que se ha de thener para hazer e poner en perfiçion comforme a una traça dada en un pliego de papel de forma e mannera que se declarara adelante:

DSCN5319

Interior de la iglesia de Buenaventura con las cuatro arcadas y columnas dóricas que marca el contrato de Pedro de Tolosa

Primeramente entre la capilla mayor e la torre o campanario hay sesenta pies poco mas o menos en que al espaçio a se de proseguir de la manera tiene la capilla veynte e nuebe pies la qual el ancho della se a de proseguir de las colunas guardando la lima de la capilla hasta dar en la lima de la pared de dentro en qual espaçio cauen quatro colunnas en la cada lado con las medias que se demuestran en la traza las quales colunas thenian de alto diez e siete pies a la horden dorica con el gruessos se deue dar a çierta horden que mexor comuenga guardamdo su horden ençima de las quales se an de asentar unas harmadas enzima de las quales se a de asentar el tegado e si quisyeren se hagan en alto de diez e siete pies proporcionadas p[ar]a las colunas que thenian en espaçio de doze pies e se puede hazer de harcos porque estara mexor en alto diez e syete pies y esto se hara a voluntad del cura e ma[yordo]mo y de todo el pueblo.

Yten los colaterales o naues de los lados thenian en hancho seys pies las paredes thenian tres pies e se harmo en ella los espaçios thomados en la pared p[ar]a dar mas lugar al altar comforme a la traza e guardando puertas e uentanas en que lugares labralas si muy buena forma con los machos e altos que conuenga p[ar]a la dha hobra.

Yten las dhas paredes thenian de gruesso tres pies e de alto quinze poco mas o menos e para rremate se hara una anexa convien p[ar]a y las dhas paredes sera de partes de afuera de syllares labrados y de parte de adentro de manposte, en los espaçios de puertas e uentanas a de ser luzido en las dhas puertas e ventanas tendran buenos horden unida e mui buena piedra.

DSCN5348

Portada de la iglesia de Buenaventura por Pedro de Tolosa, con la libertad de diseño y buena piedra según marca el contrato

Yo el dho P[edr]o de Tolossa me obligo de sacar la piedra e labrar y asentar e poner en perfiçion segun dho es como atras sera dho dentro de como se conçertare que es en el mes de março del año sesenta en diez e seys messes dandome çient ducados en el dho sitio en todo el mes de mayo y para poder e acauar esta dha hobra sera obligado el mayordomo de la dha ygl[esi]a y el conçejo del dho lugar de Buenauentura a darme todos los materiales que fueren menester p[ar]a hazer la hobra syn faltar cossa alguna al pie de la hobra que es cal e piedra e madera e clauazon de otros pertrechos nesçessarios enclauada la hobra helijan e senalen un maestro de canteria el dho cura e mayor[do]mo tres personas que entienda el harte yo ny mas ny menos de my parte otro maestro syendo tres lo que ellos tassaren e desearen valer la dha hobra e porque ser valido e no haya lugar de llamarse a engaño ny la una parte ny la otra que es la ygl[es]ia e quando no conçertaren los dos maestros el uno puesto por la ygl[esi]a el otro por my señores un t[estig]o en la parte que acudiere el dho terçero sea valida donde dixe sean colunas an de ser harcos.

Yten digo yo P[edr]o de Tolossa maestro de canteria que diere acauada la dha hobra con las condiçiones sobredhas dentro del termyno arriba dho con que si ualiere mas la dha hobra mas de los que tengo o tubiere rresçiuido sea obligado el dho mayor[do]mo e dar e acudir con toda la. Yten tales diezmos que tiene la yglesia hasta San Roque y sea acauada de pagar de lo que se da a la tasa paresçiere de las dhas maestros el mayordomo que fuere de la dha ygl[esi]a mostrando cartas de pago mias e digo que me obligo my persona de bienes para cumplido lo que arriba esta dho.

En el lugar de Buenauentura en veynte e quatro dias del mes de março año de myll e quinyentos e sesenta años Gabriel Sanchez vezino del dho lugar mayordomo de la ygl[esi]a del dho lugar en nombre de la dha ygl[esi]a açepto el dho contrato e condiçiones desta otra parte con thenydores que saben en rrazon de la hobra de la dha ygl[esi]a e lo cumplira como en las dhas condiçiones se contiene e por lo cumplido e pagar obligo los bienes e rrentas e diezmos de la dha ygl[esi]a hauidos e por hauer y el dho Pedro de Tolossa lo açepto por sy e que lo cumplira y hara como en las dhas condiçiones se contienen en lo a el tocante con pena que si asy no lo hiçiere e cumpliere que a su costa se haga la dha hobra le cumpla las dhas condiçiones e pagare a todos los daños e menos cauos que en la dha rrazon se rrescreçieren a la dha ygl[esi]a e para lo pagar e cumplir obligo con su persona e bienes muebles e rrentas habides e por hauer de  ambas las dhas partes dieron poder a todos e qualesquier señores juezes y justiçias que sean asy eclesyasticas como seglares asy de la dha villa de Navamorquende como de otras partes destos rreynos e señorios de Castilla ante quien esta carta pareciere e rrenunçiaron su propio fuero e jur[isdicci]on e domi[ni]o e vecindad e la ley sit com venerit de jurne omm___judicums ante quien esta carta pareçiere e della e de lo en ella fuere pedida justiçia sobre lo qual rrenunçiaron sobre e quales quier leyes premagticas lis[ver]tades foniqueras fueros e derechos e hordenamyentos rreales e conçegiles e cartas de previlesgios de indice del (…) de señores o señoras que sean a la ley e derechos que dize que genera e rrenun[ciaci]on de leyes f[ec]ha non vala.

Testigos Juan Ge[roni]mo de Arroyo e Al[ons]o Sanchez Marhota el moço vezinos del dho lugar y el señor Bar[tolo]me de Pasamar alcalde en la villa de Navamorquende Pedro de Tolossa, Gabriel Sanchez digo que soy fiador en estas hobras Bar[tolo] de Passamar e yo Juan Lopez digo Juan Lopez digo P[edr]o Lopez scriuano con testigos de la formha del señor all[cal]de Juan Lopez Luys M[art]yn e [Ber]nal Fernandez de Rribera e Juan Martin de la Plaza.

(A.D.AV., Pleitos, Est 55/2/3ª, Caja nº 87, Doc 7, s.f. transcrito por David Gutiérrez: Pedro de Tolosa…, p.251-254)

TERMINACIÓN DE LA OBRA

Aunque el contrato especifica que la obra debería terminarse en 16 meses, es decir para julio de 1561, la realidad no fue así, y se fue dilatando en el tiempo al igual que pasó con la iglesia de Navamorcuende. Las razones principales fueron que los mayordomos de la iglesia (que dependían del señor de Navamorcuende, Enrique Dávila) no querían abonar lo establecido en el contrato, ni disponer de tasadores una vez que se acabó la obra. Estas razones unidas a que Pedro de Tolosa empezó a trabajar en la obra de El Escorial posibilitó la demora de la obra.

DSCN5318

Vista del interior de la iglesia de Buenaventura desde la cabecera con el coro al fondo

El 26 de octubre de 1577 se afirma en la documentación que “la dicha obra no esta del todo acabada conforme al contrato”. En cambio el 4 de noviembre de 1580, en un cuestionario realizado para saber cuándo se acabó la obra, tanto Andrés Ribera (oficial de cantería de 22 años y vecino de Navamorcuende) como Gabriel Sánchez (aparejador y maestro de cantería de 28 años) afirman “que la dha obra esta acabada en toda perfiçion mas a de seys años”, y por otro lado Lorenzo Martín (oficial de cantería de 31 años) comenta que está terminada hace 5 años (A.D.AV., Pleitos, Est 55/2/3ª, Caja nº 87, Doc 7, s.f. transcrito por David Gutiérrez: Pedro de Tolosa…, p.268-271)

Otro documento fechado el 16 de enero de 1583 se afirma que “a diez u onze año que esta acavada la obra”.

CONCLUSIÓN

En virtud de la arquitectura y de los documentos podemos aclarar la siguiente cronología para la iglesia de Buenaventura:

Principios del siglo XVI: Inicio de la construcción de la iglesia por la cabecera. Remate de la cabecera y la torre.

24 de marzo de 1560: Contrato del concejo de Buenaventura con Pedro de Tolosa para acabar la iglesia y realizar la nave y portadas de la iglesia.

Entre 1572 y 1574: Conclusión de la iglesia. Según Andrés Ribera y Gabriel Sánchez lo entaría en 1574, y según el mayordomo de la iglesia en 1572 o 1573.

Por David Gutiérrez

BIBLIOGRAFÍA

GUTIÉRREZ PULIDO, David: Pedro de Tolosa, maestro de cantería del siglo XVI, en la Sierra de San Vicente (Toledo). Excmo. Ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo). (Premio Accésit Jiménez de Gregorio 2008), pp. 131-149.

MARÍAS, Fernando: La Arquitectura del Renacimiento en Toledo (1541-1631). Tomo IV. Madrid. CSIC. 1985-86, p. 154.

¿CÓMO LLEGAR?

Desde Madrid: Carretera de Extremadura (A5) hasta km.115. Tomar la carretera CM-5100 (dirección Cervera de los Montes). Continuar la carretera hasta el pueblo de Marrupe y antes de entrar en el pueblo, tomar la glorieta a mano izquierda dirección a Buenaventura (CM-5100). Tras atravesar el pueblo de Sotillo de las Palomas el siguiente pueblo ya es Buenaventura.

Mapa:

 
2 comentarios

Publicado por en 24 marzo, 2013 en Pedro de Tolosa, Sierra San Vicente

 

Etiquetas: , , , , ,

LA IGLESIA DE LA IGLESUELA (TOLEDO) Y PEDRO O ALONSO DE TOLOSA / The church of La Iglesuela (Toledo) and Pedro or Alonso de Tolosa

Resumen: Descripción de la iglesia de Nuestra Señora de la Oliva en la población de La Iglesuela (Toledo), una iglesia edificada en el siglo XVI con la participación de Pedro de Tolosa, aparejador de cantería de El Escorial, o bien su hijo Alonso de Tolosa.

Summary: Description of the church of Nuestra Señora de la Oliva in the town of La Iglesuela (Toledo), a church built in the sixteenth century with the participation of Pedro de Tolosa, quarry foreman of El Escorial, or his son Alonso de Tolosa.

La población de La Iglesuela se encuentra en la comarca de la Sierra de San Vicente (Toledo), en el valle del Tiétar, limitando con la provincia de Ávila. En su origen fue aldea del Señorío de La Adrada hasta que en 1642 obtiene en título de villazgo por orden de Felipe IV.

Vista general de La Iglesuela (Toledo)

Vista general de La Iglesuela (Toledo) (Autor imagen: Pespes en Panoramio)

Además de su ayuntamiento, sus fuentes y pozos, y su arquitectura popular serrana, destaca su iglesia con advocación a Nuestra Señora de la Oliva. Un edificio levantado en el siglo XVI, en diversas fases constructivas, y con la carencia de poder reconstruir su historia documentalmente ya que su archivo fue destrozado en septiembre de 1936. No obstante, las características arquitectónicas nos hacen ver que la iglesia se inició a principios del siglo XVI, en la época de los Reyes Católicos, y tuvo algunas modificaciones o ampliaciones. A mediados del siglo XVI, la cabecera fue derribada y levantada nuevamente en buena cantería, cuyas características formales se asemejan bastante a la iglesia de Navamorcuende (Toledo) en cuya participación se encuentran los maestros de cantería Pedro de Tolosa, aparejador de cantería de El Escorial, y su hijo Alonso de Tolosa. Ya en el siglo XVII se producen algunos añadidos como la sacristía.

EL RECINTO DE LA IGLESIA

La iglesia de La Iglesuela se encuentra delimitada por un recinto cerrado levantado por un pequeño muro. Esta delimitación indicaba el espacio en donde se situaba el antiguo cementerio de la población, ya que desde época medieval y hasta el siglo XIX, los cementerios se encontraban tanto en el interior de la iglesia como en el exterior de ella. En la comarca de la Sierra de San Vicente, tan sólo las iglesia de La Iglesuela, Navamorcuende e Hinojosa de San Vicente conservan este tipo de recinto.

Recinto cercado de la iglesia visto desde la torre

Recinto cercado de la iglesia visto desde la torre

LA TORRE

La torre de la iglesia se encuentra a los pies de la iglesia. Es de planta cuadrada y levantada en buena sillería. Exteriormente está formada por tres cuerpos aunque interiormente esconde cuatro alturas. El ascenso a la torre se hace mediante una escalera de caracol al interior cuya caja sobresale en la fachada norte de la torre.

Torre vista desde el ángulo Noreste

Torre vista desde el ángulo Noreste

En el cuerpo inferior se encuentra la capilla bautismal. Es un espacio cuadrado cubierto por una bóveda de crucería sencilla con terceletes (propia de principios del siglo XVI, al igual que las realizadas en la sacristía de la iglesia de Navamorcuende, o cabeceras de las iglesias de Hinojosa, Castillo de Bayuela o Nuño Gómez) cuyas claves están policromadas con motivos florales.

DSCN5172

Bóveda de la capilla bautismal

El segundo cuerpo interior está cubierto por una bóveda de crucería sencilla apoyada en ménsulas con decoración de bolas típicas del momento de los Reyes Católicos. El tercer cuerpo interior lo forma una estancia cubierta por una bóveda de cañón en piedra ligeramente apuntada y sin decoración.

DSCN5230

Bóveda del segundo cuerpo de la torre

Finalmente, el cuerpo de campanas está formado por dos vanos de medio punto en cada uno los lados de la torre para albergar las distintas campanas.

DSCN5174

Cuerpo de campanas de la torre

EL CUERPO O NAVE DE LA IGLESIA

Exteriormente es un volumen rectangular trabajado en sillarejo, excepto las últimas hiladas que se hacen en sillería más trabajada, lo que indica que hubo una ampliación o cambio constructivo. Posee tres accesos, al Norte, Sur y Oeste. La portada Oeste es la más decorativa al estar formada por un pequeño baquetón y un vano abocinado con un lóbulo como clave sobre su acceso.

DSCN5207

Portada Oeste de la iglesia

El acceso Sur es un vano de medio punto formado por grandes dovelas labradas en buena cantería. Está resguardado por un pórtico soportado por dos columnas con capiteles típicos de la década de 1540-1550.

IglesiaIgles-06

Portada Sur con pórtico de entrada

Y el acceso Norte es un vano de medio punto en cuyo exterior también estuvo cubierto por un portal soportado por columnas.

DSCN5198

Fachada Norte de la iglesia

Interiormente el espacio se divide en tres naves, al igual que las iglesias de Cardiel o Sartajada. La separación de las naves se hace por medio de columnas octogonales con basa y capitel, que soportaban una cubierta de madera. En algunas partes de la iglesia se conservan pilas pequeñas pilas de agua bendita con decoración de bolas a semejanza de las conservadas en las iglesias de Cardiel o Garciotum.

DSCN5171

Interior del cuerpo de la iglesia

LA CABECERA DE PEDRO O ALONSO DE TOLOSA

La cabecera que se conserva actualmente es producto de una ampliación del templo que se produjo a partir de mediados del siglo XVI. Desconocemos cómo pudo ser la cabecera original pero posiblemente también sería una cabeza poligonal. La nueva cabecera es de similares características a la de la iglesia de Navamorcuende por ello se la considera como su hermana gemela, sin perder de vista el modelo original de ambas, la iglesia de San Bartolomé de Pinares (Ávila).

DSCN5175

Tramo recto de la cabecera

La cabecera es poligonal precedida por un cuerpo cuadrado. Está levantada en buena cantería con ausencia de decoración. Destaca, al igual que en Navamorcuende, de grandes pilastras de orden dórico en el exterior, así como la iluminación de vanos en los lados Norte y Sur del tipo llamado termal (vano semicircular y reticulado que provienen del modelo de los vanos utilizados en las termas romanas y difundidas a través de los Tratados de Arquitectura como el de Serlio).

DSCN5196

Cabedera poligonal con pilastras gigantes de la iglesia

Interiormente, se accede por un arco toral de pilastras dóricas. Se cubre por medio de una bóveda baída decorada por medio de una serie de círculos concéntricos. Algunas de estas hiladas poseen decoraciones de elipses entre formas trapezoidales. El centro de la bóveda es una venera con elemento pinjante (colgante) al igual que ocurre en Navamorcuende.

Montaje Bóveda Iglesuela

Bóveda vaída del tramo recto de la cabecera junto con el dibujo compositivo (Dibujo: David Gutiérrez)

El tramo ochavado es muy parecido también a Navamorcuende, decorando cada gajo con un plano en relieve y liso. En el centro de la bóveda se repite nuevamente la mitad de una clave con forma de venera.

DSCN5164

Cabecera y bóvedas de la iglesia

¿OBRA DE PEDRO O ALONSO DE TOLOSA?

Lo que tenemos que descartar tajantemente es que la obra esté atribuida a Juan de Herrera, como en algunos escritos o guías se ha venido diciendo. Lamentablemente no hay ningún documento que pueda asegurar que la obra es de Pedro de Tolosa pero lo evidente es que. Formalmente, es prácticamente igual que la cabecera de Navamorcuende, la cual sí que está documentada como obra de Tolosa, por tanto es fácilmente atribuible al mismo.

DSCN5166

Tramo recto y ochavado de la cabecera de La Iglesuela (Ha.1570-1580)

Tanto la capilla de la iglesia de Navamorcuende y sobre todo la presente de La Iglesuela, resultan a su vez una copia prácticamente idéntica de la cabecera de la iglesia de Bartolomé de Pinares la cual fue proyectada por Alonso de Covarrubias.

Montaje cabeceras

Cabecera de San Bartolomé de Pinares (Ávila) (Proyecto de Alonso de Covarrubias, 1550. Imagen de Ángel Martín) / Nave y cabecera de Navamorcuende (Pedro de Tolosa y seguidores, 1559-1602)

La cabecera de Navamorcuende se contrató en 1559 pero su terminación no se produjo hasta la década de 1580. Por tanto la cabecera de la iglesia de La Iglesuela no se pudo realizar antes de estas fechas y se realizaría en la misma década o la década siguiente. En estas fechas Pedro de Tolosa no se encuentra en tierras abulenses o toledanas ya que se encuentra en Valladolid, pero en la década de 1580 vuelve a Navamorcuende junto a su hijo Alonso de Tolosa, al mismo tiempo que también estará trabajando en el Convento de San Antonio de Ávila. Por tanto la cabecera de la iglesia de La Iglesuela tuvo que levantarse a partir de la década de 1580, quizás por Alonso de Tolosa pero bajo pautas de su padre Pedro de Tolosa. Finalmente decir que auque en la cabecera se inscribe la fecha de “1784”, ésta respondería a alguna reforma de la misma y no a la fecha de edificación.

LA SACRISTÍA

Es una ampliación de la iglesia realizada, posiblemente, en el siglo XVII. Se encuentra en el lado Sur de la iglesia y junto a la cabecera. Su acceso es por un vano adintelado decorada con pilastras acanaladas. La estancia es rectangular cubierta por bóveda de arista, todo en buena cantería.

DSCN5216

Acceso a la sacristía de la iglesia

CURIOSIDADES DE LA IGLESIA

Una de las curiosidades que ofrece la iglesia en algunos de sus sillares en piedra es el registro de marcas de cantería grabadas en ellas. Las marcas de cantería es un sistema que proviene de lo medieval, en el que cada equipo o compañía de canterios marcaba un signo o símbolo en las piedras para contabilizar el trabajo hecho y así poder ser pagados en función de su trabajo. Otro tipo de marcas o grabados en las piedras también pueden ser cruces o calvarios que pudieron ser grabados por los fieles en las piedras a modo de grafitis.

DSCN5237

Marcas de cantería en la escalera de la torre

En algunos peldaños de la escalera de la torre existen algunas de estas marcas con marcas de cantería en forma de E o A u otros diseños.

DSCN5238

Marca de cantería en la escalera de la torre

Igualmente, en el exterior de la iglesia, concretamente en la base de la cabecera, también hay algunos sillares con marcas en forma de cruz.

DSCN5191

Marca cruciforme en la base de la cabecera de la iglesia

Por David Gutiérrez

BIBLIOGRAFÍA

(2011) David GUTIÉRREZ PULIDO: “Espacios funerarios en la comarca de la Sierra de San Vicente (Toledo)” Actas del Congreso La muerte en el tiempo. Centro Asociado UNED Talavera dela Reina (Toledo). 26-29 de noviembre de 2008.

(2009) David GUTIÉRREZ PULIDO: Pedro de Tolosa, maestro de cantería del siglo XVI, en la Sierra de San Vicente (Toledo). Talavera dela Reina (Toledo). Ayuntamiento de Talavera dela Reina. 2009. (Premio Accésit Jiménez de Gregorio), pp. 186-193.

(2006) David GUTIÉRREZ PULIDO: “Inscripciones en iglesias de la Sierra de San Vicente” Aguasal, nº 37, Sociedad de Amigos dela Sierra de San Vicente. Castillo de Bayuela (Toledo). Agosto – 2006, p. 31.

Webs de interés: http://iglesuela.galeon.com/ y http://laiglesuela.blogspot.com.es/

 
Deja un comentario

Publicado por en 20 febrero, 2013 en Pedro de Tolosa, Sierra San Vicente

 

Etiquetas: , , , , , ,

LA IMAGEN DE NUESTRA SEÑORA DEL RETAMAL (1598) EN CARDIEL DE LOS MONTES (TOLEDO) / The sculpture of the Virgin of Retamal (1598) in Cardiel de los Montes (Toledo)

Resumen: Historia y descripción de una de las imágenes más antiguas de la comarca de la Sierra de San Vicente (Toledo), la escultura de la Virgen de Nuestra Señora del Retamal o de las Retamas, esculpida en 1598, y situada en la iglesia de Santiago Apóstol en Cardiel de los Montes (Toledo)

Summary: History and description of one of the oldest images of the region of the Sierra de San Vicente, the sculpture of the Virgin of Our Lady of Retamal, sculpted in 1598, and sited in the church of Santiago Apóstol in Cardiel de los Montes (Toledo)

La iglesia de Santiago Apóstol en la población de Cardiel de los Montes (Toledo), es una de las iglesias con mayor antigüedad de la Sierra de San Vicente. Posiblemente ya existía una primera iglesia a mediados del siglo XV, anterior a las iglesias cercanas de Castillo de Bayuela, Garciotum o Nuño Gómez. A partir de 1502, con motivo de la obtención de su título de villazgo, la iglesia fue reformada o motificada, prueba de ello es la terminación del ábside semicircular en piedra y la espadaña, con motivos decorativos de bolas del tiempo de los Reyes Católicos. El resto de la iglesia es de material más pobre, en ladrillo y argamasa, destacando la puerta sur con un acceso en arco conopial.

Iglesia de Cardiel vista desde los pies con la espadaña en el centro (s.XVI)

Iglesia de Cardiel vista desde los pies con la espadaña en el centro (s.XVI)

Interiormente es una iglesia de tres naves, con ábside semicircular y con un artesonado del siglo XVI en buenas condiciones, el único de su género entre las iglesias de la comarca. La iglesia ha sido restaurada hace pocos años, dejando al descubierto su estructura original y dejando a la vista muchos detalles que permanecían escondidos, como su sencilla pero no menos bella, portada de ladrillo.

Portada con arco conopial. Imagen de 2005 (izq) y del 2007 (drcha)

Portada con arco conopial. Imagen de 2005 (izq) y del 2007 (drcha)

Otro de los aspectos por los que destaca esta iglesia es por conservar numerosas imágenes escultóricas (lamentablemente no todas conservadas en buen estado, a excepción de Santa Brígina) cuya cronología abarca entre los siglos XVI hasta el siglo XX. Una de estas imágenes es la protagonista de este post, la imagen de la Virgen de Nuestra Señora del Retamal o de las Retamas, una obra del siglo XVI que estuvo ubicada en la antigua ermita del mismo nombre, a las afueras de la población, y cuya devoción arranca en el siglo XVI.

Imagen de la Virgen del Retamar (s.XVI) bajo retablo del s.XX

Imagen de la Virgen del Retamar (s.XVI) bajo retablo del s.XX

La ermita de Nuestra Señora del Retamal ya estaba levantada en 1568, según las Relaciones de Felipe II, ya que se menciona que la población de Cardiel, entre sus diversas devociones celebraban “el día de San Blas por devoción y este día se va a decir misa a la ermita de Nuestra Señora del Retamal y a bendecir las semillas y sal y hierbas”. Se mantuvo en pié hasta 1850, momento en que la ermita estaba tan deteriorada que se hundió, decidiendo llevar la imagen a la iglesia parroquial.

Desde el momento que se levantó la ermita, tuvo que haber una primera imagen de la Virgen que no ha llegado hasta nosotros. Según el Libro de Cuentas de la Ermita (1570-1726), conservado en la iglesia parroquial, a finales del siglo XVI se produjeros unos gastos para reformar dicha ermita, pagar la realización de un altar nuevo de azulejos, y lo que es más importante, el pago para realizar una nueva imagen de la Virgen. El Libro de Cuentras (Cuenta 1598-1601) dice así:

Se pagó  “seis mill e ziento e veinte m[aravedi]s que pago de la hechura de una ymagen de nuestra señora que se pusso en la hermita”.

Indudablemente se trata de la actual imagen que se conserva hoy en uno de los altares de la iglesia.   La imagen se trata iconográficamente de una Inmaculada de pie, dispuesta sobre una peana circular, pisando la media luna. Vestida con traje rosado y túnica azul que le cubre la cabeza. El Niño Jesús aparece desnudo cogido por el  brazo izquierdo de la madre y cubierto con el paño de pureza. Su figura se gira hacia la Virgen y su brazo derecho se extiende hacia la barbilla de su madre para acariciarla. El rostro de la Virgen se encuentra ligeramente inclinado hacia la izquierda, aunque con mirada ausente e impasible ante el gesto de su hijo, por lo que no hay una complicidad entre ambas figuras.

Imagen de la Virgen del Retamal (s.XVI)

Imagen de la Virgen del Retamal (s.XVI)

Las formas voluminosas tanto de Virgen, apreciado en sus manos y el contorno del cuerpo a través de sus ropas, como en el Niño Jesús, se acerca bastante a la tipología de vírgenes que estaban realizando en la segunda mitad del siglo XVI en España.

Detalle de la imagen de la Virgen del Retamal (s.XVI)

Detalle de la imagen de la Virgen del Retamal (s.XVI)

Lamentablemente tenemos que decir que la policromía que hoy mantiene no es la original, y la talla ha sufrido diversos repintes. Como el producido entre 1627 y 1628 en el que se gastaron 7.480 maravedís en “aderezar e renobar la ymagen de nuestra s[señor]a en la ciu[da]d de Toledo” o en 1713 que se mandó comprar “un velo, lazos y zintas para el que trajo para la ymagen”. Estamos convencidos de que si se produjera una detallada restauración de la imagen, podría lucir tal y como la conocieron los antepasados de Cardiel en el siglo XVI.

En cualquier caso, ponemos en valor esta imagen porque aunque tenemos noticias de muchas imágenes que se encargaron en el siglo XVI en las iglesias de la Sierra de San Vicente, no son muchas las que se han conservado, siendo la imagen de Nuestra Señora del Retamal o de las Retamas uno de los muy escasos ejemplos.

Por David Gutiérrez

BIBLIOGRAFÍA

– David GUTIÉRREZ PULIDO: “La iglesia de Santiago Apóstol (Cardiel de los Montes –Toledo)” en SÁNCHEZ GIL, Julio: Historia de Cardiel de los Montes. Toledo, Ayuntamiento de Cardiel de los Montes y Diputación Provincial, 2006.

– VIÑAS, Carmelo y PAZ, Ramón: Relaciones histórico-geográfico-estadísticas de los pueblos de España hechas por iniciativa de Felipe II. Reino de Toledo. Madrid, CSIC, 1951, pp. 214-227.

¿CÓMO LLEGAR?

Desde Madrid: Carretera de Extremadura (A5) hasta km.96 (Desvío Cardiel de los Montes). CM-5002 directo hasta llegar al pueblo. La iglesia se encuentra junto a la entrada del pueblo.

Mapa:

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 enero, 2013 en Sierra San Vicente

 

Etiquetas: , , , , ,

PEDRO DE TOLOSA Y LA SACRISTÍA DE HINOJOSA DE SAN VICENTE (TOLEDO) / Pedro de Tolosa and the sacristy of Hinojosa de San Vicente (Toledo)

Resumen: La sacristía de la iglesia de Hinojosa de San Vicente (Toledo) es una de las joyas artísticas de la Sierra de San Vicente (Toledo). Fue realizada por Pedro de Tolosa, aparejador de cantería en el Monasterio de El Escorial, entre los año 1560 y 1564.

Summary: The sacristy of the church of Hinojosa de San Vicente (Toledo) is one of the artistic treasures of the Sierra de San Vicente (Toledo). It was built by Pedro de Tolosa, quarry foreman at the Monastery of El Escorial, between 1560 and 1564.

En la comarca de la Sierra de San Vicente se encuentra la población de Hinojosa de San Vicente (Toledo). Una población cuyos orígenes se encuentran en la Edad Media que dependió del Señorío y Marquesado de Castillo de Bayuela hasta que en 1632 consiguió su independencia con la obtención del título de villazgo por el rey Felipe IV.

LA IGLESIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA CONCEPCIÓN (s.XVI)

Entre los destacados monumentos que integran su patrimonio artístico, se encuentra la iglesia de parroquial de Nuestra Señora de la Concepción. Una edificación de principios del siglo XVI que sigue el modelo de otras iglesias cercanas como Castillo de Bayuela, Garciotum o Marrupe. La iglesia está compuesta por una nave única de cinco tramos separados por responsiones y arcos diafragmas que sustentan una cubierta de madera.

Iglesia de Hinojosa. Fachada Sur

Iglesia de Hinojosa. Fachada Sur

El ábside, separado por un arco toral, es poligonal cubierto por una bóveda de crucería de terceletes. En su interior se conservan tallas de Juan Pascual de Mena (1707-1784) o el retablo del siglo XVII. El acceso al templo se realiza por dos portadas compuestas por bóveda de cañón tanto las fachadas Norte y Sur. Todo el recinto se halla circundado por el Oeste y el Sur con una cerca que delimitaba el espacio del cementerio.

Interior de la iglesia de Hinojosa

Interior de la iglesia de Hinojosa

Cronológicamente poco podemos saber sobre su construcción. En 1482 sabemos que la población existía pero sin iglesia, ya que los pueblos del señorío de Castillo de Bayuela dependían de la iglesia matriz de Santa María del Castillo. Por un documento de esta misma fecha, los pueblos solicitan mayor servicio eclesiástico en sus pueblos, lo que se deduce que no había iglesias construidas en la zona.

Bóveda de crucería de la cabecera de la iglesia de Hinojosa

Bóveda de crucería de la cabecera de la iglesia de Hinojosa

Posteriormente, sabemos que un maestro cantero llamado Juanes de Azpitia estaba trabajando en las iglesias de Hinojosa, Castillo de Bayuela y el Real, en la década de 1550-1560. Para la iglesia de Hinojosa, pensamos que estaría construyendo las nuevas portadas Norte y Sur.

Portada Sur de la iglesia de Hinojosa

Portada Sur de la iglesia de Hinojosa

Posteriormente, el 17 de diciembre de 1560, en un contrato de conveniencia entre los maestros Pedro del Valle y Pedro de Tolosa, éste último se reserva el derecho de “obras q[ue] tiene ju tenia juanes de espitia q[ue] las cede el rreal y de castil de vayuela e fihojosa e q[ue]l tenya a cargo”.

LA SACRISTÍA DE PEDRO DE TOLOSA (1560-1564)

Aunque no tenemos constancia documental explícita del trabajo de Pedro de Tolosa en la iglesia de Hinojosa, es lógico pensar que se centró en realizar la nueva sacristía de la iglesia. Se trata de una de las sacristías más bellas de las iglesias en la comarca de la Sierra de San Vicente. Se encuentra ubicada junto a la cabecera y en su lado Norte. Es de planta prácticamente cuadrada, cubierta por una cúpula decorada. Su exterior austero difiere de la riqueza ornamental de su interior.

El acceso se realiza por medio de una vano adintelado enmarcado por una moldura. En el eje central del dintel se ubica una cartela de cuero recortado con la inscripción de la fecha de finalización de la obra, 1564. El remate se hace por una banda de gotas y diversas molduras siguiendo un estilo jónico según el Tratado de Arquitectura de Sebastián Serlio (1540).

Portada de la Sacristía de Hinojosa / Orden jónico del Tratado de Serlio (1540)

Portada de la Sacristía de Hinojosa / Orden jónico del Tratado de Serlio (1540)

El interior es un espacio cuadrado trabajado en buena candería escodada. Los muros son austeros abriendo unos nichos semicirulares en los lienzos Norte, Este y Oeste.

Interior de la sacristía de Hinojosa

Interior de la sacristía de Hinojosa

La unión del espacio cuadrado con la cúpula se realiza mediante cuatro pechinas decoradas por medio de cuatro grandes espejos elípticos (siguiendo el estilo de Alonso de Covarrubias y el estilo abulense) enmarcados por una decoración de cueros recortados que están sustentados por la simulación de dos clavos en la parte superior.

Pechina en la sacristía de la iglesia de Hinojosa

Pechina en la sacristía de la iglesia de Hinojosa

A continuación se alza la cúpula decorada con casetones y rematada por una clave decorada. El ritmo de esta decoración es, primeramente una banda lisa continuando con tres bandas en donde se alternan sillares lisos con casetones rehundidos y enmarcados con una decoración floral en el centro, y terminación de otra banda lisa. Continúa con una hilada o banda policromada con pequeños roleos en forma de S contrapuestos. Sigue con una hilada más policromada remardando a pincel unas ficticias juntas verticales y horizontales. Una pequeña banda decorativa con anillos elípticos recuerdan la decoración de las bóvedas de la iglesia de San Bartolomé de Pinares (Ávila) o La Iglesuela (Toledo).

Cúpula de la sacristía de Hinojosa

Cúpula de la sacristía de Hinojosa

El centro de la cúpula se remate con una clave circular con decoración de venera y elemento colgante en el centro formado por cuatro ménsulas pareadas en forma SS.

Clave de la cúpula de la sacristía de Hinojosa

Clave de la cúpula de la sacristía de Hinojosa

En general, estos espacios decorativos, y en concreto el de la sacristía de Hinojosa, Pedro de Tolosa pudo utilizar dos fuentes de inspiración fundamentales. Por un lado el Tratado de Arquitectura de Serbastián Serlio (1540) y por otro lado la cúpula de la iglesia de San Román de Toledo cuyo contrato y planos estaban firmados por Alonso de Covarrubias en 1553.

Dibujo Tratado de Serlio (1540) / Cúpula de San Román (Toledo) por Alonso de Covarrubias (1553)

Dibujo Tratado de Serlio (1540) / Cúpula de San Román (Toledo) por Alonso de Covarrubias (1553)

El exterior de la sacristía contrasta notablemente al ser una contrucción más austerla en donde lo que prima es el volumen. Se aprecia el buen trabajo de cantería escodado en la construcción cuya única decoración se centra en las pilastras de orden toscano en las esquinas y en la ventana del lienzo Este.

Exterior de la sacristía de Hinojosa

Exterior de la sacristía de Hinojosa

Esta decoración de la venta consta de 10 sillares almohadillados, siguiendo, nuevamente los recursos del Tratado de Serlio (1540) y el modelo de ventanas que se estaban haciendo en el Hospital Tavera de Toledo, obra también diseñada por Alonso de Covarrubias (1488-1570) junto con Hernán González de Lara (1512-1575) como su aparejador, quien fue amigo personal de Pedro de Tolosa.

Modelo de almohadillados de Serlio (1540) / Ventanas almohadilladas del Hospital Tavera (1541-1603) / Ventana sacristía Hinojosa (1560-64)

Modelo de almohadillados de Serlio (1540) / Ventanas almohadilladas del Hospital Tavera (1541-1603) / Ventana sacristía Hinojosa (1560-64)

Por David Gutiérrez

BIBLIOGRAFÍA:

GUTIÉRREZ PULIDO, David (2009). Pedro de Tolosa, maestro de cantería del siglo XVI, en la Sierra de San Vicente (Toledo) (Premio Accésit Jiménez de Gregorio 2008).

(1985) PARRADO DEL OLMO, José María (1985): “Algunas noticias del escurialense Pedro de Tolosa” en Boletín del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología, Tomo LI. CSIC. Valladolid, 1985, pp. 453-459.

– SÁNCHEZ MANZANO, E. y SÁNCHEZ RIVERA, J. Á. (2004): La Sierra de San Vicente y la villa de Hinojosa, Madrid, Eurídice, 2004.

¿CÓMO LLEGAR?

Desde Madrid: Carretera de Extremadura (A5) hasta km.96 (Desvío Cardiel de los Montes). CM-5002 directo hasta llegar a Castillo de Bayuela. Entrado en el pueblo hay dos caminos:

– Bien hacia la izquierda hasta llegar a San Román de los Montes y llegar a un cruce en donde tomar la carretera a mano derecha (CM-5001).

– Bien hacia la derecha hasta llegar a una glorieta en donde tomar la carretera a mano izquierda (CM-5001).

Mapa:

 
 

Etiquetas: , , , , , , ,

CONTRATO DE PEDRO DE TOLOSA EN LA IGLESIA DE NAVAMORCUENDE (TOLEDO) / Pedro de Tolosa agreement in the church of Navamorcuende (Toledo. Spain)

Resumen: Transcripción del contrato de Pedro de Tolosa, maestro de cantería y aparejador del Monasterio de El Escorial en el siglo XVI, para realizar la capilla mayor de la iglesia de Santa María de la Nava en Navamorcuende (Toledo).

Summary: Transcript contract of Pedro de Tolosa, Master Mason and surveyor of the Monastery of El Escorial in the sixteenth century, for the chapel of the church of Santa María de la Nava in Navamorcuende (Toledo, Spain).

Dedicado a todos los Lavijer@s que han cuidado y mimado la iglesia

Tal día como hoy, 14 de noviembre, hace 453 años (en 1559), Pedro de Tolosa, maestro de obras y posteriormente primer aparejador de cantería de la obra del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, contratado por el propio rey Felipe II y su primer arquitecto Juan Bautista de Toledo, firmó un contrato y sus condiciones para realizar la cabecera de la iglesia de Santa María de la Nava, en Navamorcuende (Toledo) (Declarada monumento Bien de Interés Cultural el 31/03/1993).

Exterior de la capilla mayor de la iglesia de Navamorcuende (Toledo)

Puesto que ya dediqué dos posts a la historia de esta iglesia (Ver 1ª parte y 2ª parte), quiero celebrar este día dando a conocer el contenido del contrato de obra, el cual ha sido transcrito y publicado íntegramente y por primera vez en mi publicación: Pedro de Tolosa, maestro de cantería del siglo XVI, en la Sierra de San Vicente (Toledo).

Detalle del arranque de la capilla mayor con decoración de “cartones”

Igualmente, con motivo del 450 Aniversario del inicio de la construcción de la iglesia (Ver recorte de prensa), se realizó un panel con estas mismas fotografías y el texto íntegro para que todos sus vecinos y visitantes en la iglesia pudieran contemplarlo.

Interior capilla mayor y parte de la nave en la iglesia de Navamorcuende (Toledo)

ALGUNAS NOTAS DEL CONTRATO

Localización: Se encuentra en un pleito de más de 100 folios en el Archivo Diocesano de Ávila. Pleitos, Est. 55/2/3ª, Caja nº 87, Doc. 7, 1977, sin foliar (la foliación que aquí aparece se la hemos dado nosotros pero no aparece en el documento)

Fecha del contrato: Firmado en Navamorcuende, en las casas de Cristóbal de la Canal, el 14 de septiembre de 1559.

Escritura: Se trata de un texto del siglo XVI, lo que quiere decir que carece de reglas ortográficas, posee muchas abreviaturas, latinismos, y la gramática resulta en ocasiones muy difícil de leer (Esta es la razón por la que, para este post, he intentado adaptar la transcripción al castellano actual, desarrollando las abreviaturas. En mi publicación, la transcripción se ha realizado literalmente al texto original).

Trazas o planos de la obra: En el contrato se habla continuamente de unas trazas o planos que realizó Pedro de Tolosa pero que desgraciadamente no aparecen en el pleito. Sabemos que éstas estuvieron en poder de Pedro de Tolosa hasta el 1 de marzo de 1582, momento en que se las entrega a su hijo Alonso de Tolosa para que se las entregue a don Enrique Dávila. A partir de aquí, tanto las trazas como el libro de cuentas de la iglesia desde mediados del siglo XVI desaparecieron (Estos sucesos quedan relatados en mi publicación, cap. 3.4, pp.112-117)

¿QUIENES APARECEN EN EL CONTRATO?

Pedro de Tolosa (ha.1525-1583): Es maestro de cantería, educado y formado en Toledo y Ávila, primer aparejador de cantería del Monasterio de El Escorial, criado de su Majestad el rey Felipe II. Antes de empezar a trabajar en el Escorial, trabajó en las iglesia de la Sierra de San Vicente: Navamorcuende, Buenaventura, Castillo de Bayuela, Hinojosa de San Vicente, El Real de San Vicente y La Iglesuela.

Cristóbal de la Canal: Vecino de San Martín de Valdeiglesias (Madrid) y fiador de Pedro de Tolosa. Aun siendo vecino de San Martín, tenía casa propia en Navamorcuende ya que fue aquí donde se firmó el contrato para hacer la obra.

Bautista de Olmedo: Vecino de Navamorcuende y fiador de Pedro de Tolosa.

Bernal (o Bernardo) Gómez: Vecino de Navamorcuende, mayordomo de la iglesia de Santa María de la Nava (Navamorcuende) por decisión personal del señor de la villa don Enrique Dávila.

Don Enrique Dávila: Es el XIII Señor de Navamorcuende, quien además de tener vivienda en la ciudad de Ávila, en Navamorcuende tenía su propia fortaleza edificada por sus antepasado. De carácter temperamental y autoritario le llevó a tener contínuos pleitos con los vecinos de la villa, así como con Pedro de Tolosa por el impago del dinero para su conclusión. En 1591, con motivo de la publicación de unos pasquines en contra de Felipe II, fue encarcelado en la fortaleza de Turégano y expropiado de sus propiedades.

Cristobal de Olmedo, Juan de Olmedo de Adrada y García Álvarez Aldrete: Todos vecinos de Navamorcuende y testigos que firman en el contrato.

Alonso de Olmedo: Vecino de Navamorcuende y escribano de la villa, encargado de redactar y escribir el contrato y realizar una copia del mismo.

TRANSCRIPCIÓN DEL CONTRATO

FOLIO 7 recto

Folio 7recto del contrato

Pedro de Tolosa e Bernal Gómez

Obligación de la obra

Sepan cuantos esta carta vieren como yo Pedro de Tolosa maestro de canteria, vecino de la villa de San Martín de Valdeiglesias, como principal deudor y pagador y nos Cristobal de la Canal, vecino de la dicha villa de San Martín, y Bautista de Olmedo, vecino de la villa de Navamorcuende, como sus fiadores y principales pagadores todos tres de mancomún y a voz de uno y cada uno de nos por si ynsolidun y por el todo renunciando como renunciamos la ley de suso busrres de vendi e la autentica presente o que yta de fidejusoribus y el beneficio de la exclusión y división y todas las otras leyes que son y hablan en razón de los que obligan de mancomún que nos non valan por lo que nos toca. E yo Bernal Gómez, vecino de la dicha villa de Navamorcuende, mayordomo que soy de la renta fábrica y bienes de la iglesia de Nuestra Señora Santa María de la Nava, iglesia de la dicha villa, decimos que porque ante yo el dicho Pedro de Tolosa tomé a hacer la capilla de la iglesia de la dicha villa que me la dió a hacer el muy Ilustre Señor don Enrique Dávila mi señor como patrón que es de la dicha iglesia y señor de la dicha villa, a la traza y con las condiciones que yo di a su merced del dicho señor don Enrique que las envió a mí el dicho Bernal Gómez mayordomo para que conforme de ellas yo, el dicho Pedro de Tolosa, me obligase y diese las fianzas que debo dar. Y yo el dicho Bernal Gómez las recibiese y obligase los bienes y rentas de la dicha iglesia conforme a las dichas posturas e condiciones su tenor de las cuales son estas que se siguen:

Con las condiciones siguientes se obligará Pedro de Tolosa de hacer la obra de la iglesia de esta villa de Navamorcuende la manera de la cual ha de ser conforme a la traza que está en un pergamino que tiene dado el dicho Tolosa según que de yuso se dirá.

Primeramente se proseguirá en el mismo ancho que tiene la capilla principal que es en lo que de presente se trata que tiene de ancho treinta y dos pies poco mas a menos el crucero de ella de la manera que esta trazada en la dicha traza con las divisiones que en la traza muestra que está de columnas cuadradas que serán de relieve (pilastras) o salida pié y cuarto de pié ansi de la una parte como de la otra hacia el cuerpo de la iglesia como en la traza hace demostración.

Yten más se han de hacer las dichas pilastras y las dichas se asentarán sobre sus basas que se requiere para ellas para según el alto que será de cada una de ellas con sus capiteles y ordenadas de la orden dórica que se en

FOLIO 7 vuelto

Folio 7v del contrato

tiende hasta el comienzo de las vueltas del crucero subirán en alto desde el nivel del suelo de las basas hasta el comienzo de las dichas vueltas cuarenta y seis pies y correrá a la redonda hasta dar la vuelta a la parte contraria del dicho capitel para que sobre ellas se muevan las vueltas conforme a la manera que en la dicha traza esta dada que se entiende sin crucería ninguna dando las luces en la capilla así en la parte de en mediodía como hacia el norte en los lugares donde en la traza esta señalado.

Yten con condición que la dicha cabecera ha de tener la forma ochavada, que vayan haciendo sus rincones demostración de ellas monteadas a medio punto contra el perpiaño de manera que se descubra a la labor de ella el perpiaño de manera que el dicho perpiaño de la dicha capilla, lo más último de ella, quedara el alto desde el nivel del suelo sesenta y dos pies de vara porque es su razón en el término que debe quedar y luego la capilla ha de ser con la dicha forma de la dicha traza se entiende por arista monteadas vuelta de horno, que es a medio punto, de manera que vayan las líneas de las aristas a vara el cuadrado del medio de la capilla, de manera que vayan a dar a las esquinas de la forma que está dada y así juntadas con la boca de enmedio se vuelva en redondo con las pechinas selladas para ello y en la dicha boca se queden cuatro ventanas para dar luz bastante y más majestad y quedaran otros cuatro tamaños entre ventana y ventana la cual boca de ventana torna casi quince pies y se acabará con la forma dicha forma de la traza sin faltar cosa alguna (se refiere a la bóveda vaída).

Yten todo lo que toca a la haz de dentro de la capilla y ochavo se proseguirá conforme a como está asentado y encaminado de sillares bien labrados asentados a nivel y en el ochavo primero con los ochavos de los lados tomando de ellos lo que fuere menester para el retablo que se entiende un encajamiento de manera que quede el retablo encajado en ello y no ocupe ninguna cosa fuera y el dicho encajamiento subirá hasta el nivel de dos pies más abajo que del letrero y aquí se cerrará con la mejor forma que se deba dar y el comienzo de ella será en lo alto de siete pies más alto que el nivel del suelo y todo lo tocante dentro ha de quedar muy bien revocada y pincelada así en guarniciones como en vueltas como en todo lo demás.

Yten de partes de fuera se proseguirá del arte que va con los sillares y esquinas excepto los estribos se recogerán conforme a la traza dada para ello rematados con un cartón grande (Ver foto detalle al principio del post) cada una de ellas y encima del dicho cartón se elegirá en el tamaño que ha de llevar, que será conforme a la traza que está dada

FOLIO 8 recto

Folio 8 recto del contrato

para ello y subirá así los estribos como la pared conforme como esta elegido de sillares bien labrados y bien asentados hasta el alto que será hasta sesenta y ocho pies con la guarnición que servirá por arquitrave y friso y cornisa y con ella se rematará y acabará la obra rehinchiendo (rellenando) los rincones hasta igualar el termino de la bóveda para que queden puestos en razón y luego allí se tomará la manera del tejar y toda esta dicha haz de fuera como lo de dentro quedará muy bien revocado y pincelado y puesto en perfección sin faltar cosa alguna.

Yten que para hacer esto se ha obligado el mayordomo de la dicha iglesia a darme luego todos los maravedís que estuvieren caídos de la dicha iglesia hasta este presente año, digo todos los frutos del que están hasta hoy caídos y para ello el mayordomo de la dicha iglesia se ha obligado a cobrar todos los maravedís que se le debieren y acudir con ellos y con todo lo demas al dicho Tolosa para que con los dichos maravedís empiece a andar la dicha obra y así dende en adelante hasta ser acabada la dicha obra el mayordomo que es o fuere sean obligados a acudir con toda la renta de pan y maravedís extra cualquier cosa cosa que la dicha iglesia tuviere de renta como fuere cayendo que así se lo vayan dando y pagando de manera que para la dicha iglesia solamente queden los maravedís que fueren menester para su gasto de ésta y aceite y otras cosas necesarias y desta manera la dicha obra no cesara y el dicho Tolosa seguirá la dicha obra hasta la acabar y el pan y otra cualquier cosa tomará en su justo precio como se suele dar a otros.

Yten que después de hecha la dicha obra según que esta dicho se ha de tasar por personas canteros maestros en el arte y en tratos puestos uno por parte de la dicha iglesia y otro por parte del dicho Tolosa y lo que estos mandaren luego que la dicha obra se acabare y fueren puestos para ello y tasaren que merece de bajo de juramento la dicha iglesia sea obligada y su mayordomo a lo dar y pagar recibiendo en cuenta todo lo que huviere recibido para el hacer de la dicha obra y los maravedís que restaren y se devieren al dicho Tolosa sea pagado de los frutos y rentas de la dicha iglesia como fueren cayendo cada año cada cosa en su precio huerta que entera monte se le pague lo que ansi

FOLIO 8 vuelto

Folio 8 vuelto del contrato

mandaren merecer la dicha obra y el se ha obligado a lo cobrar y esperar a la dicha iglesia como fuere cayendo su renta y de Guadierva (Ermita de Santa María del Guadierva) y de otras cualquier iglesia que suele rendir con su renta y no de a otra manera quedando para el gasto necesario de la dicha iglesia que es para cera y aceite y no para otra cosa ninguna, y si no se concertaren los dichos maestros nombren un tercero que sea persona hábil y suficiente en el dicho arte, y lo que el uno de los dichos nombrados primeros mandare y tasare que merece la dicha obra con el dicho tercero no se concertando todos tres que lo que estos dichos tercero y persona nombrada mandaren sea obligada la dicha iglesia y el dicho Pedro de Tolosa a estar y pasar por ello sin reclamación ninguna sobre la pena que pusieren y asentaren sobre ello en la escritura que se hiciere.

Yten que el dicho Pedro de Tolosa debajo de las condiciones dichas se obligara de hacer la dicha obra a su costa así de materiales y personas y de otra cualquier cosa que no le de la dicha iglesia mas que lo que dicho es en las condiciones dichas en tres años cumplidos primeros siguientes su comienzo el día de año nuevo primero comienzo del año de mil y quinientos y sesenta años y dándolo acabado y puesto en perfección y para ello dara fianzas abonadas de toda seguridad para que lo hará todo de la forma que esta dicho dentro del dicho término de tres años deste obispado de Avila.

Todo lo qual se ha de hacer a voluntad del muy Ilustre Señor don Enrique Dávila mi señor y de la dicha villa patrón de la iglesia de ella y en esto pueda quitar o poner todo como fuere su voluntad y parecer.

Por ende nos los dichos Pedro de Tolosa principal y Bautista de Olmedo y Cristobal de la Canal sus fiadores y principales pagadores otorgamos y conocemos por esta presente carta que yo el dicho Pedro de Tolosa haré la dicha capilla de la traza condiciones forma y manera que se contiene en la dicha postura e condiciones de suso contenidas dentro del término en ellas declarado sin que falta cosa alguna, y cumpliré y guardaré las dichas condiciones como en ellas y en cada una de ellas se contiene y que siendo por mí acabada la dicha capilla pasare y estare por la tasa que los dichos tasadores y tercero en discordia tasaren sobre la pena o penas que al nombramiento de los dichos tasadores fueren puestas e señaladas y para lo cumplir y mantener y haber por firme todos tres principal

FOLIO 9 recto

Folio 9 recto del contrato

y fiadores haciendo como hacemos nos los dichos Bautista de Olmedo y Cristobal de la Canal para el cumplimiento de todo lo suso dicho de deuda ajena propia nuestra. Obligamos nuestras personas y bienes muebles y raíces habidos y por haber todos. Tres de mancomún  cada uno por el todo como dichose. Y yo el dicho Bernal Gómez, como tal mayordomo de la dicha iglesia por habérmelo mandado como me lo mandó personalmente, que recibiese esta dicha obligación y cumpliese las dichas condiciones su merced del dicho señor don Enrique Dávila como tal patrón, y me obligase a lo cumplir por mi amo tal mayordomo que de presente doy de la dicha iglesia y en nombre de ella y de los mayordomos que después de mí sucedieren de los bienes y rentas de la iglesia. Otorgo e conozco por esta presente carta que recibo la obligación y fianzas condiciones e traza que vos el dicho Pedro de Tolosa habéis hecho y dado para hacer la dicha capilla y otorgo y me obligo de vos dar y pagar a vos o a quien vuestro poder hubiere todos los maravedís, pan y otras cosas que al presente si tengo y son a mi cargo, de los bienes y rentas de la dicha iglesia según y como se contiene en una de las dichas condiciones y que de aquí adelante vos acudiré, daré y pagaré a vos o a quién en el dicho vuestro poder hubiere todo lo que la dicha iglesia tuviere de renta sacado para ello lo necesario conforme a la dicha condición y que lo mismo harán y cumplirán los mayordomos que después de mí la dicha iglesia tuviere hasta tanto que se halle pagado de todo lo que hubiere desde haber por la dicha obra conforme a las dichas condiciones y que en todo lo guardaré y cumpliré y los demás mayordomos lo guardarán y cumplirán en nombre de la dicha iglesia lo que de ella toca la tañe como en ellas se contiene y para lo cumplir y pagar y mantener y haber por firme lo que dicho es, obligo los bienes rentas y fábrica que la dicha iglesia ha y tiene espirituales y temporales habidos y por haber y todos cuatro (palabras tachadas) / damos / y otorga / mos / (palabras tachadas) / nuestro / poder cumplido según que en tal caso se requiere el dicho Bernal Gómez a todas y cualesquier justicias eclesiásticas y seglares y los dichos Pedro de Tolosa y Bautista de Olmedo y Cristobal de la Canal le damos a todas y cualquier partes y lugares que sean que de lo suso dicho tengan poder de hoy y librar y conocer a la jurisdicción de las cuales y de cada una de ellas todos cuatro nos sometemos, y yo el dicho Bernal Gómez someto a los mayordomos que sucedieren adelante para que por todo re-

FOLIO 9 vuelto

Folio 9 vuelto del contrato

-medio y rigor de derecho nos compelan ya premien a tenor guardar, pagar y cumplir y mantener y haber por firme todo cuanto dicho es y en esta carta se contiene bien y tan cumplidamente como bien si en uno sobre esta razón hubiésemos contendido en juicio y manera definitiva fuese dada contra nos y cada uno de nos y por nos fuese consentida y pasada en cosa juzgada y dada a entregar y renunciamos, y yo el dicho Bernal Gómez por los mayordomos que sucedieren renuncio todas y cualesquier leyes fueros y derecho, plazos y traslados, privilegios y ordenamientos que sean o ser puedan en nuestro favor y ayuda y la ley del derecho en que dijo general renunciación fecha de leyes no valga, en testimonio de lo cual otorgamos esta escritura ante el presente escribano y testigos de yuso escritos al cual rogamos de a cada van de las dichas partes la suya para guarda de su derecho que fue hecha y otorgada en la dicha villa de Navamorcuende estando en las casas de Cristobal de la Canal en catorce días del mes de noviembre del año del Señor de mil y quinientos y cinquenta y nueve años, siendo presentes por testigos Cristobal de Olmedo y Juan de Olmedo de Adrada y García Álvarez Aldrete hijo de mí el dicho escribano, vecinos desta dicha villa y lo firmaron de sus nombres en esta manera Pedro de Tolosa, Bautista de Olmedo, Cristobal de la Canal, Bernal Gómez. / va testado / o diz / dijeron que daban / y / o diz van y dieron y otorgaron su / pase por testado no valga / va entre renglones / o diz / damos / y / o dizmos / y / o diz / nuestro vala. Y yo Alonso de Olmedo escribano público en la dicha villa de Navamorcuende por merced del muy Ilustre Señor don Enrique Dávila mi señor y señor de la dicha villa presente fue de todo lo que dicho es en uno con los dichos testigos y de ruego y otorgamiento de los dichos otorgantes los cuales doy fe que conozco y de pedimento del dicho Pedro de Tolosa esta esta sacar y escribir según que ante mí pasó et por ende y es aquí este mi signo

Ante testimonio de verdad

Alonso de Olmedo (rubricado)

Por David Gutiérrez

 
Deja un comentario

Publicado por en 14 noviembre, 2012 en Pedro de Tolosa, Sierra San Vicente

 

Etiquetas: , , , , , ,

LAS “CASAS” DE LOS MENDOZA EN CASTILLO DE BAYUELA (TOLEDO) / The “houses” of the Mendoza in Castillo de Bayuela (Toledo. Spain)

Resumen: En la población de Castillo de Bayuela (Toledo), los señores de la villa, María de Luna e Iñigo López de Mendoza (Duques del Infantado y Marqueses de Santillana), levantaron una casa a finales del siglo XV, que fue ampliada con un cuarto nuevo a finales del siglo XVII. Las casas estubieron en pié hasta la década de 1970 en que desaparecieron. Hoy, podemos recopilar su historia a través de la documentación, fotografías antiguas, relatos de quienes vivieron allí, y algunas piedras perdidas en propiedades particulares.

Summary: In the little village of Castillo de Bayuela (Toledo, Spain), the Lords of the town, María de Luna and Iñigo Lopez de Mendoza, built a house at the end of the sixteenth century, it was expanded with a new room in the late seventeenth century. The house were stood until the 1970s when they disappeared. Today, we may collect its story through documents, old photographs, stories of those who lived there, and some lost stones in particular properties.

INTRODUCCIÓN HISTÓRICA

Arcada del patio del Palacio del Infantado (Guadalajara. 1480), con escudos de los Mendoza (izq) y de los Luna (drcha).

Cuando el rey  Enrique III de Castilla (1379-1406) otorgó el título de villazgo a Castillo de Bayuela y sus aldeas (Pajares, Garciotum, Hinojosa, El Real, Nuño Gómez y Marrupe), en Madrid a 12 de octubre de 1393, lo hizo con intención de librarla de cualquier “susxeçion basallaxe et senorio e juresdiçion e posesion e pechos e derechos e otras cossas”, pero tan solo le duró dos años ya que en 1395 entregó el señorío a su condestable Ruy López Dávalos (1357-1428). El enfrentamiento de Dávalos con su mayor rival don Álvaro de Luna (ha.1390-1453), condestable del rey Juan II (1405-1454), hizo que el señorío pasara a manos de don Álvaro el 1 de septiembre de 1423 confirmándose la toma de posesión el 4 de octubre por su “alcayde” de Escalona (Toledo), Juan de Gotor, y por el Rey el 27 de enero de 1424. Desde Escalona asienta a doce de sus monteros entre las aldeas de Garciotum, El Real, Nuño Gómez e Hinojosa, sin descartar que también lo hiciera en la propia villa de Castillo de Bayuela. A su fallecimiento, el señorío pasará en 1453 a su viuda doña Juana de Pimentel (?-1488) quien lo cede a su hija doña María de Luna y Pimentel (?-1502), la cual casó en 1460 con don Iñigo López de Mendoza (1438-1500) (II Duque del Infantado y Marqués de Santillana) emitiendo ambos un privilegio declarándose señores de Castillo de Bayuela el 20 de noviembre de 1469.

Iglesia de Sta. Mª del Castillo (s.XIII). Ubicada en lo alto del Cerro del Castillo (Castillo de Bayuela) en donde se encontraba la antigua villa hasta 1480.

Todos estos acontecimientos históricos ocurren en la villa original de Castillo de Bayuela ubicada en lo alto del Cerro del Castillo en torno a la iglesia mudéjar del siglo XIII de Nuestra Señora del Castillo, ya que a mediados del siglo XV, el lugar donde hoy se encuentra la actual villa era la aldea de Pajares. Pero fue justo este el momento en el que la aldea de Pajares se convirtió en la nueva población de Castillo de Bayuela ya que en febrero de 1482 se argumentaba que en lo alto del cerro del Castillo “por agora non viven vecinos algunos”. Establecida la villa en su nuevo emplazamiento y con la familia de los Mendoza a la cabeza fue cuando se erijió el rollo jurisdiccional como símbolo de su poder señorial ofreciendo de forma destacada el escudo nobiliario de tan afamada familia.

DESCRIPCIÓN DE LA DESAPARECIDA CASA

Plaza de la Constitución (Castillo de Bayuela), con el rollo jurisdiccional en primer plano, y las “Casas” de los Mendoza y Luna al fondo.

Justo antes de acceder a la plaza principal y junto a la casa consistorial (donde hoy se encuentra la Posada de Bayuela y algunas casas particulares), se levantaba una antigua casona de grandes dimensiones cuyo elemento más sobresaliente era el dintel de una pequeña ventana subdividido en tres partes y cuya lectura, de izquierda a derecha, era: el dibujo de una media luna en cuarto menguante como emblema de la casa de los Luna, seguidamente las palabras “AVE, MARYA” y, por último, un castillo de tres torreones con acceso en arco de medio punto, ambos como símbolo de la casa de los Mendoza.

Dintel (¿desaparecido?) de la familia Luna y Mendoza (Archivo Municipal Talavera. Fondo Ángel Deza)

Si la memoria oral ha hecho difundir que esta casona se levantó por orden de don Álvaro de Luna (hecho totalmente improbable ya que entre 1423 y 1453 la villa de Castillo de Bayuela aún no se había asentado en su lugar actual), Ángel Deza Agüero nos aclara que no fue así sino que se hizo en el momento en que eran señores de la villa doña María de Luna y Pimentel y don Iñigo López de Mendoza, primando la casa Luna frente a la de los Mendoza, tal y como queda reflejado en la heráldica, es decir que las casas se fundaron hacia la década de 1480.

Procesión Virgen del Castillo pasando frente a las Casas de los Luna y Mendoza (Archivo particular)

Posiblemente la casona no fue la original levantada a finales del siglo XV. Pensamos que su arquitectura bien pudiera responder a una obra de mediados siglo XVI con algunas transformaciones posteriores, siguiendo el modelo de grandes casonas del territorio abulense levantadas en el siglo XVI.

Fachada de la Casa de los Luna y Mendoza (A.M.T. Fondo Ángel Deza)

Las casas se componían de dos edificios independientes y un patio funcional de trazado irregular, cercado por el ángulo de la manzana en donde estaba ubicado. El edificio principal se abre longitudinalmente a la calle principal y se ubicaba junto al ayuntamiento. Era de planta rectangular y de dos pisos. Un arco de medio punto rebajado con puertas de doble hoja y decoradas con grandes cabezas de clavos cuadrados daba acceso a un zaguán de unos 4 o 5 metros de altura cubierto con grandes vigas de madera sustentadas por ménsulas.

Antonio García Murga y su sobrina delante de la puerta del patio (Archivo personal de Asunción García y Teófila Mayoral) / Hoja de la puerta del patio conservada

La entrada comunicaba, en línea desviada, con el acceso al patio, cuyo arco era de similares características. A la derecha del zaguán y junto a la puerta principal se encontraba el acceso a dos habitaciones que se comunicaban entre sí, las cuales estaban iluminadas por dos pequeños vanos rectangulares, cada uno mirando hacia el patio y el pozo de la casa respectivamente. Una de estas ventanas, con jambas en piedra labrada, era donde se ubicaba el dintel con los escudos de los Luna y Mendoza.

Ventana con el dintel y emblemas de los Luna y Mendoza (A.M.T. Fondo Ángel Deza)

A la izquierda de la entrada arrancaban las escaleras en tres tramos, el primero de tres escalones con descanso en piedra labrada, el segundo ascendía dos escalones más y descanso igualmente en piedra, y el tercero en madera ascendía hacia el segundo piso. Del segundo rellano se accedía por una puerta a una habitación iluminada por un vano que, a su vez, llevaba a otra contigua de similares dimensiones, ambas con suelo de baldosas de terrazo.

Esquinazo de la Casa con rollo jurisdiccional al fondo. (Archivo particular)

El tramo final de la escalera llevaba al segundo piso en cuya distribución se ubicaban a la izquierda dos habitaciones, estando la segunda de ellas (con fachada a la calle principal) subdivida en otras dos pequeñas habitaciones, todas ellas con techo más bajo ya que sobre ellas se encontraba “la troje”. A la derecha de la escalera se accedía a una gran estancia que pudo ser el espacio principal de la casa ya que se iluminaba por un balcón que asomaba a la calle principal, y a su derecha otra habitación contigua con iluminación a la misma calle. Del mismo modo, los techos de estas estancias presumían de poseer unas grandes vigas de madera y sus suelos se cubrían de baldosas de ladrillo planas.

Margarita Murga Ribacoba y su hija Margarita
García Murga. Detalle del empedrado del patio (Archivo personal de Teólfila Mayoral)

Accediendo por la entrada principal y en línea descentrada se encontraba el patio de la casa, cuyo pavimento estaba formado por grandes lajas de piedra (al igual que ocurría en las estancias de entrada y habitaciones del piso inferior) y con pequeños gajos incrustados. A la derecha del patio se hallaba el segundo de los edificios de la propiedad, llamado “el pajar” por el uso que se le venía dando, aunque nos narra Teófila Mayoral que una vez llegaron de Madrid unos historiadores o arqueólogos e indicaron que esta estancia era la más importante ya que en su interior pudo acogerse incluso una capilla. No estarán mal encaminadas estas narraciones ante el hallazgo del contrato de dicha construcción.

DOCUMENTACIÓN

Documentalmente hablando tenemos escasas menciones de la presencia de la casona que se hace en los términos de pertenencia a los marqueses de la villa a lo largo de los años. La primera mención encontrada que alude directamente a estas casas se produce en un documento fechado el 9 de mayo de 1581 con motivo de la apelación que hizo el procurador de la villa Gaspar de Valcázar ante la sentencia definitiva de la Chancillería de Valladolid por un pleito que se generó entre el concejo y doña Isabel Manrique de Padilla, Marquesa de Montesclaros.

Detalle con la mención de la Casa. Pleito 1577-83. A.M.C.B., Caja 294, Libro 4, Fol. 37r.

En ella, Valcázar alega que el marqués de Montesclaros se defendió diciendo: “que thenia una cassa en la d[ic]ha villa y en ella thenia un criado porque para goçar de los d[ic]hos terminos no bastava thener casa sino que fuesse morador en ella o a lo menos que tubiese poblada con toda su familia y no como al presente la thenia que servia de messon …”. Esto determina, que en la propiedad no solo no vivían los marqueses sino que la arrendaban para un uso público.

Del siglo XVII recogemos una simple mención de que las casas seguían perteneciendo al marqués de Montesclaros, que en 1674 era don Luis Tomás Pablo Francisco Domingo Fernández Portocarrero Bocanegra Mendoza y Luna (5º Conde de Palma, 7º Marqués de Montesclaros y Castillo de Bayuela y 3º Marqués de Almenara), ya que ante la cesión y traspaso de unas propiedades en el “barrio del Cotanillo” por una herencia, se mencionaban sus lindes de la misma especificando: “Sepasse como yo Maria Gomez vezina desta villa viuda de Pedro Muñoz de Mercado digo que por quanto yo tengo y poseo una casa en esta villa en el barrio que llaman del cotanillo linde por la parte de arriba con cassas del marques desta v[ill]a y por la de auajo con cassas de Domingo de Arroyo vez[in]o de ella con su corral y dos morales y una viña a naua el roble…”.

A finales del siglo XVII las propiedades del marqués eran su casa principal con el patio y unas caballerizas en el lugar donde se levantó el llamado “pajar”. Llegado el año 1689, el VII Marqués de Montesclaros y Castillo de Bayuela vio la necesidad de aumentar sus casas y, por ello, otorgó un poder a su administrador Simón Ruiz de la Iglesia para poder contratar la elevación de un cuarto nuevo sobre las antiguas caballerizas. Para ello acudió a Garciotum y allí, el 16 de diciembre de 1689, se firmó una carta de obligación por la que “Simon Rodríguez maestro de obras v[ecin]o desta v[ill]a de Garziotun otorgo que me obligo açer un quarto en las casas del Ex[celentísi]mo Señor Conde de Palma mi S[eñ]or que tiene en su v[ill]a del Castillo de Vayuela en la p[ar]te donde estan hoy las cavallerizas”.

Encabezamiento del contrato para hacer el “Quarto” del Marqués. 1689.

Para levantar el cuarto se tenían que tirar las caballerizas y abrir unas zanjas que partieran desde las casas del ayuntamiento. A continuación, se pensó en elebar un cuarto de dos pisos y de planta rectangular, para lo cual se realizaría “toda de manposteria y las esquinas y demas del suelo y cornisa y las dos puertas vajas y dos altas y dos ventanas en lo alto an de ser de silleria”. Se daba opción hacer la escalera de acceso a la segunda planta bien “por la parte de dentro de la casa de su ex[celenci]a o parte de afuera”. Las siguientes condiciones hacían referencia exacta a las labores de carpintería y albañilería, a cómo debían ser los suelos y los techos, así como a cuáles serían las labores de puertas y ventanas de madera con que se tenía que cerrar el cuarto empleando para ello la madera de nogal. Finalmente, la obra estaba presupuestada en 6.000 reales de vellón y tendría que estar acabada para el día 20 de mayo de 1690 otorgando primeramente 1.000 reales al contado y después 1.000 reales mensuales entregados los primeros días de mes entre febrero y julio de 1690.

Familia García Murga en el patio, con el Cuarto de 1689 al fondo. (Archivo personal de Teófila Mayoral y Asunción García).

El contrato de obra se ajusta bastante a la realidad, según se conservó el edificio hasta la década de los 70, y siempre en virtud de los testimonios orales y las escasas fotografías que hemos podido recuperar por parte de Teófila Mayoral y Asunción García. Efectivamente, hubo un edificio de dos plantas en donde había dos puertas en el piso bajo labradas con jambas y dinteles en cantería. Las escaleras se realizaron por el exterior junto a la casa principal, cuyos primeros tres escalones eran de sillar labrado y continuando el resto de madera. Bien en la separación entre los dos pisos o más acertadamente en el remate del segundo piso se recuerda un cornisamento en piedra con decoración cóncavo-convexa que sobresalía del alzado de la fachada y llamaba la atención.

Fragmentos de sillares labrados del Cuarto. Finca particular.

Tras el levantamiento del nuevo cuarto, no hemos hallado más documentación de relevancia sobre la arquitectura de estas casas y cuarto, de modo que desconocemos si realmente los marqueses llegaron en algún momento a ocuparlas, y si lo hicieron, de seguro fue una estancia muy corta. Dos últimas referencias aluden al levantamiento de un tablado junto a las puertas de sus casas para poder ver las numerosas corridas de toros que se hacían a lo largo del año en la plaza principal. Así se demuestra en una cuenta de 1692 por la que se pagan 25 reales que “se dieron a Juan Carrillo para azer el tablado a la puerta del Conde para la fiesta de toros que se corrieron por agosto”. Y, por último, en 1753 aún seguían siendo propiedad de los Duques de Palma según constan en las respuestas al Catastro del Marqués de la Ensenada.

Casas del Marqués en Castillo de Bayuela. Catastro del Marqués de la Ensenada (1753)

La historia final de estas casas pasa por lo sucedido con gran número de propiedades y bienes inmuebles que había en la España señorial cuyo fin se produjo en 26 de agosto de 1837 con la abolición del régimen feudal. A partir de aquí, la casa tuvo que pasar a manos privadas sabiendo que sus últimos dueños fueron Margarita García Murga y Francisco García Agüero.

RECUERDOS DE LA CASONA

Las casas y cuarto levantados a finales del siglo XV, reformadas y ampliadas en los siglos posteriores desaparecieron en los años 70 del siglo pasado. De ellas tan solo ha quedado la escasa documentación dada a conocer, los testimonios orales, algunas fotografías y algunas piezas muy concretas como pueden ser tres fragmentos de un fuste hexagonal cuya ubicación original desconocemos, ya que en el siglo XX las habían conocido arrinconadas en el patio.

Columna octogonal de la Casa de los Luna y Mendoza (¿s.XVI?). Propiedad particular.

También se conserva una de las hojas de la puerta del patio, algunos sillares o losas de piedra reaprovechadas en fincas particulares y la existencia de las cornisas cóncavo-convexas del cuarto nuevo que se hallan tiradas y reaprovechadas como caseta de ganado en una finca particular.

Sillares utilizados en las Casas y Cuarto de los Luna y Mendoza. Propiedad particular.

FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA

Este post es un fragmento de los artículos:

GUTIÉRREZ PULIDO, David: “La Casona de los Mendoza en Castillo de Bayuela”. Fiestas en honor a Nuestra Señora Virgen del Castillo. 2012. s.f.

GUTIÉRREZ PULIDO, David: “Fortaleza, casas y palacio de los señores de Navamorcuende-Cardiel y Castillo de Bayuela en la Sierra de San Vicente (Toledo)” Cuaderna, nº 16-17. Talavera dela Reina (Toledo). Colectivo de Investigación Histórica Arrabal. 2008-2009, pp.25-49.

Otras fuentes:

ARCHIVO MUNICIPAL DE CASTILLO DE BAYUELA

ARCHIVO MUNICIPAL DE GARCIOTUM

DEZA AGÜERO, Ángel: Una casa-palacio derribada en el Castillo de Bayuela (Toledo), 16 de noviembre de 1989 (manuscrito inédito) en ARCHIVO MUNICIPAL DE TALAVERA (A.M.T), Fondo Ángel Deza Agüero, Leg.10, nº 4.

DEZA AGÜERO, Ángel: Desarrollo de un pleito entre el concejo y vecinos de Castillo de Bayuela y la Marquesa de Montesclaros, Doña Isabel Manrique de Padilla, durante el reinado de Felipe II. Madrid. 1984.

AGRADECIMIENTOS

Este artículo fue posible gracias al recuerdo y descripción de la casa por parte de Teófila Mayoral, Saturnino Carrillo (D.E.P.) y Asunción García, vecinos de Castillo de Bayuela.  Mi agradecimiento profundo por su disposición, amabilidad y
atención a la hora de ayudarme con esta investigación.

Por David Gutiérrez.

¿CÓMO LLEGAR?

Desde Madrid: Carretera de Extremadura (A5) hasta km.96 (Desvío Cardiel de los Montes). CM-5002 directo hasta llegar a Castillo de Bayuela.

Mapa:

 
Deja un comentario

Publicado por en 22 septiembre, 2012 en Publicaciones, Sierra San Vicente

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

REPRESENTACIONES DEL REY FELIPE II EN INGLATERRA (1ª parte) / Portraits of the King Philip II in England (1st part)

Felipe II (1551. Tiziano. Museo del Prado)

Felipe II de Austria o también llamado El Prudente nació en Valladolid en 1527. Es hijo del Emperador Carlos I de España y V de Alemania y de Isabel de Portugal. Subió al trono en 1556 y hasta su muerte, en 1598, fue rey de España, Portugal, Nápoles, Sicilia, Cerdeña, Inglaterra e Irlanda, Duque de Milán, Soberano de los Países Bajos y Duque de Borgoña además de las tierras de las Américas. Uno de los aspectos que más destacó de su reinado, entre otros, fue la gran defensa de la religión Católica, aplicando los dictámenes de la Contrarreforma a todos los aspectos de su política, tanto interior como exterior, así como en el arte.

La imagen de poder llevada a cabo a través del arte por medio de la representación de un monarca es algo que se viene haciendo desde la antigüedad. Basta recordar la difusión de la imagen de Alejandro Magno en la antigua Grecia, o las múltiples representaciones de Emperadores Romanos entre otros. Ya en la entrada del Renacimiento, con la recuperación del modelo de la antigüedad, las representaciones de los reyes en las distintas monarquías europeas servirá para difundir el poder monárquico o imperial de los reinantes, para la conmemoración de hechos relevantes para la historia de la monarquía, o incluso para la presentación de la imagen ante un posible contrato matrimonial y por tanto alianza de países.

La relación de Felipe II con Inglaterra se establece cuando a la muerte de su primera esposa, María Manuela de Portugal, decidió casarse con María I de Inglaterra o María Tudor un año después de que ella subiera al trono, en 1553. En ese momento Felipe II tan sólo era el Príncipe Heredero de la Corona de España, y  por ello, a finales de 1553 su padre le concedió la silla del Reino de Nápoles para poder acordar la boda con una reina.

Philip II and Mary I (1519-58), c.1555 (oil on panel), English School, (16th century) / © The Berger Collection at the Denver Art Museum, USA / The Bridgeman Art Library

María I de Inglaterra era hija de Enrique VIII y Catalina de Aragón. A la edad de 7 años, estuvo comprometida con el Emperador Carlos I, pero no llegó a cumplirse el matrimonio por su inesperada boda con Isabel de Portugal. En 1529, al divorciarse Enrique VIII de Catalina de Aragón, María pasó a ser nombrada hija bastarda. A la muerte de su padre en 1547,y de su hermanastro Eduardo VI, María Tudor subió al trono en 1553 por línea de sucesión, convirtiéndose así en María I de Inglaterra. Aunque su padre fue quien se separó de la iglesia católica radicalmente por no aceptar su divorcio con Catalina de Aragón, y que Eduardo VI fue el introductor del anglicanismo (el protestantismo más moderado), María I fue una fervorosa católica, por lo que uno de sus propósitos fue la implantación, nuevamente, del catolicismo. Una demostración de su creencia religiosa fue la sentencia que dictó a morir a la hoguera a 300 religiosos disidentes de la religión católica por lo que fue conocida como “Bloody Mary” (María la Sangriente).

Aunque se cuenta que María I de Inglaterra se enamoró fervorosamente de Felipe II a través de un retrato enviado desde el reino de España, Felipe II no correspondió con ese amor ya que su compromiso fue una estrategia puramente política y religiosa. De hecho, cuando partió para Inglaterra para celebrar la boda nupcial, se le atribuyó la frase “Yo no parto para una fiesta nupcial, parto para una cruzada”. Felipe II partió de A Coruña el 13 de julio de 1554 hacia Inglaterra con 70 barcos y llegaron a Southampton el 20 de julio. Desde allí partieron hacia la Catedral de Winchester en donde llegó el día 23 para celebrar la boda por la mañana. Días después partieron hacia Londres para celebrar la Coronación en la Abadía de Westminster.

Aunque este matrimonio tenía como objetivo el acercamiento a Inglaterra como futura potencia española, así como la defensa del cristianismo frente a un país que había rechazado al papado, no se consiguió como tal ya que las clausulas del matrimonio fueron muy estrictas garantizando la total independencia de los reinados. De hecho, si tenían un hijo varón tendría que ser heredero de la Corona Inglesa pero no de la Española. María I de Inglaterra murió el 17 de noviembre de 1558, y por esta razón Felipe II dejó de ser Rey de Inglaterra desde esta fecha.

Isabel I con la derrota de la Armada Invencible de fondo (ca. 1588. George Gower. Woburn Abbey. Bedfordshire).

Le sucedió al trono inglés su hermanastra Elisabeth I o Isabel I (hija de Enrique VIII y Ana Bolena, segunda esposa), quien era partidaria de implantar el protestantismo (anglicanismo) nuevamente a Inglaterra. Las relaciones con España entonces se enfriaron e incluso se rivalizaron aún más ya que Inglaterra se posicionaba más cercana con la causa francesa. Por ello, una de las primeras medidas de Felipe II fue la propuesta de matrimonio en 1559, ya que esta alianza podía beneficiar a ambos países, por parte de Inglaterra porque obstaculizaba el problema de la sucesión inglesa por parte de María Estuardo y por parte de España porque podía alejar las relaciones con Francia e incluso mantener la defensa del Catolicismo. El rechazo de Isabel I, el interés del monopolio de la corona inglesa en el comercio exterior en las Américas, así como la ayuda económica de Inglaterra hacia Flandes ante la invasión española, propició para que la rivalidad entre ambos países se intensificara produciéndose así la gran campaña de invasión a Inglaterra, en 1588, a través de la Armada Invencible la cual fue finalmente derrotada.

Pues en este contesto histórico se encuentran las imágenes de Felipe II que se encuentran conservadas en muchos de los museos del Reino Unido, así como en las colecciones de la Familia Real inglesa. Dichas representaciones son contemporáneas a su tiempo (además de otras que son posteriores a su muerte, encontrando algunas imágenes incluso romanticistas). En este post nos vamos a detener en algunas de ellas coetáneas a su vida. Representaciones realizadas en escultura, medallas conmemorativas, pinturas, grabados o dibujos. Dichas obras de arte abarcan los años de 1550, momento en que todavía era Príncipe Heredero, hasta el año 1580 aproximadamente. Su localización se encuentra en museos o instituciones como: The National Portrait Gallery, The Bristish Museum, Victoria & Albert Museum, The National Maritime Museum, The Royal Collection Castle of Windsor, o The National Museum and Gallery (Cardiff, Wales).

RELACIÓN DE IMÁGENES DE FELIPE II EN INGLATERRA

Ca. 1550. Grabado. Retrato de Felipe II de cuerpo entero. Jan Cornelisz. Vermeyen (The British Museum. London).

Aparece Felipe II de cuerpo entero y ligeramente girado hacia la izquierda mirando hacia su escudo de armas con la unión de las coronas de España e Inglaterra. Viste a la española con capa corta, espada al costado y portando el collar del Toisón de Oro. Como fondo aparece tan sólo un cortinaje abierto. El grabado fue realizado por Jan Cornelisz Vermeyen, grabador holandés que trabaja al servicio del Emperador Carlos V.

Ca.1550. Jan Cornelisz Vermeyen (The British Museum)

1555. Grabado. Retrato de medio cuerpo de Felipe II. Jan Cornelisz Vermeyen (The British Museum. London)

En esta ocasión el retrato es de medio cuerpo y aparece con mirada al frente. Viste de negro con ligera gorguera al cuello y sombrero corto. En esta ocasión porta un pequeño collar con el emblema del Toisón de Oro. En el margen derecho aparece la inscripción: “Philippus Rex An= / glorum, Princepsq[ue] / Hispaniarum / anno 1555”

1555. Jan Cornelisz Vermeyen (The British Museum)

1555. Escultura. Busto de medio cuerpo de Felipe II. Leone Leoni (Victoria & Albert Museum. London).

Esta es una de las imágenes más bellas de Felipe II conservada en Inglaterra. La historia de su adquisición es curiosa ya que fue comisionada por el Duque de Alba, quien encargó a Leoni que realizara tres bustos de medio cuerpo a tamaño real del Emperador Carlos V, su hijo Felipe II y el propio Duque de Alba. Estas esculturas se hallaban en el castillo de Alba de Tormes (Salamanca) pero en 1809 fueron expoliadas por un soldado francés. Posteriormente, el rey Jorge IV de Inglaterra las compró en 1825 como trofeos de guerra para ubicarlos en el Castillo de Windsor. Pernecen a la Colección Real pero temporalmente se encuentran en el V&A Museum.

1555. Leone Leoni (The Royal Collection. Now in V&A Museum)

El busto está realizado por Leone Leoni, escultor italiano que trabajó al servicio del Emperador Carlos V y de su hijo Felipe II. Algunas de sus obras son el Carlos V dominando el Furor (Museo del Prado) o los cenotafios en la Basílica de El Escorial. En este trabajo aparece Felipe II con armadura ricamente grabada, el Toisón de Oro como imagen imperial y una cruz con la corona de espinas como símbolo de la devoción Católica. La base es con volutas decoradas y la inscripción PHI . REX . ANGL . ETC.

1555. Leone Leoni. Detalle de la base

1555. Medalla de bronce. Retrato de perfil de Felipe II. Jacopo da Trezzo (Victoria & Albert Museum. London)

Esta medalla fue realizada un año antes de ser proclamado Rey de España y en un momento en que ostentaba el título de Rey de Inglaterra. Aparece de medio cuerpo y perfil, a la manera romana, vestido con armadura. La medalla fue realiza por Jacobo da Trezzo, milanés y escultor reconocido en la Europa renacentista caracterizado por su cuidadoso detalle en el grabado. Trabajó al servicio de Felipe II y posiblemente fue un miembro de la embajada española que acudió en 1553-54 a Inglaterra con motivo de los esponsales del príncipe con María Tudor. Entre sus obras más destacadas la realización del retablo y tabernáculo de la Basílica de El Escorial bajo trazas de Juan de Herrera. Existen otras medallas muy parecidas a la aquí representada en The National Portrait Gallery que son copias o de grabadores seguidores a Jacopo da Trezzo.

1555. Pintura al óledo. Retrato de Felipe II. Pintor seguidor de Tiziano. (The National Portrait Gallery. London)

Se trata de un retrato de pequeñas dimensiones en primer plano, representado de medio perfil con un aire de mezcla italiana y a la vez con influncia del norte de Europa. Mantiene un aire idealista y de juventud del rey comparándolo con otros retratos de la época. Curiosamente sabemos la fecha de la obra porque aparece escrita en el fondo del cuadro.

1555. Pintor seguidor de Tiziano (The National Portrait Gallery. London)

1556-60. Camafeo. Retrato perfil de Felipe II. ¿Familia Leoni o Jacopo da Trezzo?. (Victoria & Albert Museum. London)

Los camafeos son piezas de pequeño formato muy valiosos que se mandaban realizar como regalos diplomáticos o cortesanos. La tradición del uso del camafeo procede del antiguo Egipto, pasando después al mundo griego y al romano y por consiguiente al mundo renacentista. En el presente camafeo aparece el retrato de Felipe II de perfil, con armadura y el collar con el Toisón de Oro, siguiendo el modelo de las medallas conmemativas realizadas por Jacopo da Trezzo. Por esta razón esté realizado por este artista italiano o por Leone o Pompeo Leoni. Es muy probable que esta pieza la mandara Felipe II a su esposa María Tudor con motivo de su coronación como Rey de España.

1556-60. ¿Familia Leoni o da Trezzo?. V&A.

1558. Pintura. Retrato de 3/4 de Felipe II. Autor posterior a Antonio Moro. (The Royal Collection. London)

El retrato muestra a un joven Felipe II, en la década de los 20. El modelo de retrato sigue el ideal de retratos ingleses llamados del tipo “black and yellow” en donde aparece el monarca vestido con una casaca en negro con mangas cortadas y ricamente decorada con motivos plateados y botones en oro. Bajo la casaca, camisa blanca igualmente decorada con hilos plateados. Posee gorro negro con pluma blanca y como siempre destaca el collar con el Toisón de Oro. La postura es de medio perfil, apoyando su mano sobre una mesa (que en otras ocasiones será sobre una silla). La adquisición de esta obra se hace por medio de la reina Victoria en 1853 quien la compra al rey francés Luis Felipe, el cual la adquirió años antes de España.

1558. Autor desconocido. Castillo de Windsor (The Royal Collection)

1558. Pintura sobre tabla. Retrato de Felipe II y María Tudor, reyes de Inglaterra. Hans Eworth or Ewoutsz. (Woburn Abbey. Bedfordshire)

Este es uno de los pocos retratos que se conservan de la pareja real, realizado por el pintor flamenco Hans Eworth, activo en Inglaterra a mediados del siglo XVI. Se realizó meses antes de que la reina falleciera y se trata de un retrato que simboliza la relación que hubo en todo momento entre ambos monarcas. Aparecen los personajes en el interior de una rica habitación, con suelo ajedrezado, y una ventana abierta al fondo en donde se deja adivinar la vieja catedral de San Paul y el Támesis. Ambos visten ricas vestiduras en donde se combina el negro con ropajes en bordados de oro, los cuales hacen juego con el tapiz y dosel del fondo.

1588. Hans Eworth or Ewoutsz. Woburn Abbey

Hay algunos elementos simbólicos que resultan curiosos. Por un lado el retrato es doble con la representación de los dos monarcas simbolizando la monarquía inglesa, pero ambos están marcadamente separados e incluso cada uno tiene su silla y su dosel indicando que esta unión fue política y que ello no implicaba que reinaran sobre sus propios países de orígen. María I aparece sentada frente a Felipe II que se encuentra de pie, simbolizando así la superioridad de la reina frente al rey. A los pies de ambos, y marcando la separación de la pareja, aparecen dos perros con las cabezas mirando a direcciones opuestas, simbolizando la fidelidad de su unión pero la separación política (e incluso sentimental) que había entre la pareja.

Porterior a 1588. Copia en The Royal Maritime Museum.

Una copia del mismo cuadro se halla en The Royal Maritime Museum de Londres, en el que curiosamente el rostro de la reina aparece idealizado y notablemente más jóven.

Ca. 1570-72. Relieve policromado de Felipe II. Antonio Abondio. (Victoria & Albert Museum. London)

Este pequeño retrato forma un conjunto con otro realizado de su padre, el Emperador Carlos I. Son de un trato exquisito y únicos, ya que están realizados en cera policromada. Este tipo de retratos los realizó por primera vez el artista italiano Antonio Abondio, quien se especializó en la realización de retratos y medallas siguiendo el estilo de la familia Leoni. Fue Abondio quien, por primera vez, experimentó la realización de este tipo de retratos en la técnica de la cera policromada.

Felipe II aparece retratado de medio cuerpo y de perfil, vestido a la manera española, de negro, destacando la gorguera blanca y el birrete así como el collar con el Toisón de Oro.

1570-72. Antonio Abondio. V&A.

1571. Medalla conmemorativa Batalla de Lepanto. Autor desconocido. (The Royal Maritime Museum. London)

La victoria de la Batalla de Lepanto se produjo el 7 de octubre de 1571, y fue una Liga Santa en la que España estaba a la cabeza. Supuso, ya no solo una victoria política evitando el expansionismo turco otomano por el Mediterráneo, sino una victoria del Catolicismo, por ello, para Felipe II fue uno de sus grandes triunfos y así será motivo de representaciones en pintura o medallas conmemorativas.

Esta medalla procede concretamente de la ciudad de Utrecht (Holanda) y está realizada por autor desconocido en fecha reciente a la victoria de la batalla. En el anverso aparece Felipe II montando a caballo sobre la ciudad de Utrecht, predominando el escudo real y un emblema con la inscripción: “HISP: REGI: D: TRAIECT DIVO FELIPE [PO] TRIVMPH [Atori]” (La ciudad de Utrecht al divino Felipe rey de España transportado en señal de triunfo).

1571. Anónimo. The Royal Maritime Museum (Anverso)

En el reverso de la medalla aparece Felipe II montado sobre un temeroso delfín en el mar Mediterraneo portando una gran cruz latina como triunfalismo del Catolismo, la ciudad de Lepanto a la izquierda y las naves turcas derrotadas a la derecha. La inscripción dice:  “OTHOMANICA. CLASSE. DELETA. 1571” (La flota turca destruida. 1571).

1571. Anónimo. The Royal Maritime Museum (Reverso)

CONTINUARÁ…

 
Deja un comentario

Publicado por en 7 julio, 2012 en Arte español en Londres

 

Etiquetas: , , , ,

 
NECRÓPOLIS MEDIEVALES excavadas en la roca

de sepulturas excavadas en la roca

DICCIONARIO DE PINTORES ALICANTINOS

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&& Por amor al arte alicantino

Sorolla en Jávea

"Este es el sitio que soñé siempre, mar y montaña, pero ¡qué mar!"

cipripedia

El sitio de mi recreo

INVERSA

ARQUEOLOGÍA Y PATRIMONIO CULTURAL

Dimes y Diretes

de San Román de los Montes

Arte , Arquitectura y Patrimonio

Just another WordPress.com weblog

Te Cuento Madrid

Hay un Madrid por descubrir... ¿te lo cuento?

Investigart

El blog de historia del arte

El arte de educar

Como el albayalde es carbonato de plomo blanco que prepara el lienzo o la madera para obtener la pintura o la policromía, la educación es el albayalde para lograr que cada persona sea una obra de arte

Urban Idade

Memorias de las redes urbanas

Exploring London

A blog about London and its history...

London Incognito

Porque hay un Londres que no sale en las postales, porque hay "otro" Londres...

HISTORIAE

Aprende, Sonríe

LA CULTURA CRÍTICA

Gestoras Culturales en busca de la fórmula perfecta del Patrimonio Cultural

Mundo + Arte

Pasión por descubrir

ARTES

Iberian & Latin American Visual Culture Group